SUBIDA SALARIAL 2018

comunicaciones1

En pleno debate nacional sobre la conveniencia de aumentar los salarios para favorecer la continuidad de la recuperación económica en nuestro país, y una inflación acumulada en los últimos 8 años de 11,6%, lo que provoca una disminución en su capacidad de compra para una gran parte de la plantilla, llegamos a enero 2018 y una vez más, gracias al Convenio Colectivo de Banca en vigor, tenemos la posibilidad de aumentar nuestros salarios base en un 1,75%.

Para un importante número de empleados de BBVA, aparece en su nómina el concepto de Complemento Voluntario Personal, y más recientemente el de Complemento Voluntario, que son compensables con las subidas salariales pactadas en el Convenio Colectivo.

De esta forma, un año más, y ya van unos cuantos, una mayoría de empleados vemos como nuestro salario se queda de nuevo congelado, después de haber tenido, también por Convenio, congelación salarial durante todo el grueso del periodo de la crisis económica.

Para paliar y absorber estos efectos de congelación sobre los salarios, contábamos con los Trienios de Antigüedad y los trienios de Técnicos pero, tras años de consecuciones, en el último Convenio
Colectivo, CC.OO. y UGT firmaron la congelación de los Trienios de Técnico, que quedaron suspendidos por 18 meses, hasta el pasado 31 diciembre de 2017, momento a partir del que, tras un “no acuerdo”, vuelven a computarse estos trienios aunque, no sabemos si finalmente se volverán a congelar.

Flaco favor nos han hecho al incluir dicho tratamiento en la Negociación Colectiva del Convenio, así como no valorar de antemano que la empresa, en su interpretación estricta de lo estipulado y firmado, pudiera poner todas las trabas posibles para no aplicar Niveles que consoliden complementos voluntarios, empezando por la negativa a considerar como Técnico nivel VIII a quien creemos que sin duda lo merece, al menos tras 5 años en Banca y dos años en el desempeño de la función comercial, y siguiendo por la implementación del “nuevo modelo de gestión”, que tiende a transformar las direcciones de oficina (que requieren Técnico nivel VI, por aplicación del Convenio Colectivo), en Direcciones Comerciales, y a los que también se les condiciona la promoción a este nivel VI.

Queda claro que cualquier congelación por compensación soportada sobre nuestro nivel salarial no se justifica, cuando se espera que la Banca en su conjunto y BBVA en su caso, alcance (si no supere) en 2018 el mismo nivel de resultados que tuvo en 2007.

Desde ACB y anteponiendo siempre los intentos de negociación, de nuevo intentaremos buscar un punto de encuentro con la Empresa para que los salarios, manifestados a través de sus Complementos, Niveles de Técnico, etc., no sean la única forma de mejorar la productividad.

Entendemos que la carrera por el control de costes ya no puede seguir pasando mayoritariamente por la contención de los salarios de los empleados.